Publicidad

BBVA lanza La revolución de las Pequeñas cosas

Afortunadamente como usuarios estamos disfrutando en las últimas décadas de una enorme mejora en la experiencia de uso de los productos financieros. Esta mejora, a la que ha contribuido de manera fundamental Internet, se ve engrosada en este caso con la atractiva campaña lanzada por BBVA con el nombre de La revolución de las Pequeñas cosas, tras la que, efectivamente, encontramos una serie de mejoras de enorme interés en las funcionalidades disponibles en las apps de la entidad.

901234

Lo que se nos viene a proponer de manera muy eficaz es mejorar mucho nuestro modo de relacionarnos con la entidad a través de acciones cotidianas, a las que accederemos de manera nueva, práctica y muy eficaz.

La firma a distancia

Sin duda una opción tremendamente atractiva mediante la cual el usuario podrá realizar las firmas necesarias en los papeles del banco que le correspondan pero, sin desplazarse a la sucursal.

De este modo el usuario podrá firmar sus contratos desde la propia web y la aplicación BBVA móvil. Estas firmas tienen plena garantía jurídica y validez legal, y además, conservar una copia de seguridad de todas las firmas, y por tanto de todas las operaciones firmadas por el usuario. Simplemente a través del acceso a la web o a la app de la entidad, con nuestras claves vigentes, podemos acceder automáticamente a las firmas sin restricción de horario, y por supuesto sin restricción de lugar.

Apagar o encender las tarjetas

Si la firma a distancia ya es desde luego una modificación tremendamente interesante, en este caso nos encontramos con otra opción muy atractiva, y que además resuelve este problema o deseo que muchas veces como usuarios hemos tenido de poder activar o desactivar nuestras tarjetas a discreción.

En este caso la funcionalidad nos permite precisamente esta operativa, es decir podemos apagar y encender las tarjetas a nuestro criterio, pero también podemos modificar su operativa, pudiendo, por ejemplo, restringir la retirada de efectivo los cajeros, suspender la opción de las compras online o des habilitar los pagos en compras en el extranjero. Todo ello de manera inmediata, pero además, todo ello a realizar en el momento que el usuario desee, sin restricciones y de manera simple desde el propio ordenador o desde el Smartphone con las apps BBVA móvil y BBVA wallet.

Como hemos comprobado, sin duda, una campaña que acierta claramente con el nombre ya que, es a través de la mejora de pequeñas acciones cotidianas en la que se multiplica la experiencia positiva de la relación entre el usuario y la entidad.

Publicidad