Publicidad
Publicidad
Publicidad

Banco Sabadell obtiene un beneficio neto 26,1% más que el año anterior

En un entorno económico general influido por la crisis del sistema financiero internacional y la crisis general de confianza e inquietud que ha conllevado, Banco Sabadell ha cerrado los nueve primeros meses de este año con un ejercicio de prudencia, reforzando su solvencia y liquidez y manteniendo unos resultados equilibrados gracias al crecimiento del margen de intermediación en un 10,1% y a la contención de costes, que sólo crecen un 0,3%.

En este trimestre se ha formalizado y cerrado la alianza con el grupo asegurador Zurich, compañía líder en el mundo del seguro. Esta asociación ha tenido como consecuencia, entre otras cosas, la venta del 50% del grupo asegurador de Banco Sabadell a Zurich, lo que generado unas plusvalías netas de 512 millones de euros que se han destinado a robustecer el balance.

El acuerdo con Zurich es una alianza de gran importancia estratégica tanto para el banco como para sus clientes. La solvencia de Zurich y su sofisticada y prudente política de riesgos dan, además, una importante perspectiva de crecimiento al negocio de bancaseguros de Banco Sabadell, especialmente en un entorno como el actual, de mayor incertidumbre.

La actuación comercial del banco ha estado enfocada a la captación de recursos invertibles de clientes para poder seguir haciendo frente a la demanda de crédito, generándose con ello un gap positivo de liquidez. Así, los recursos de clientes en balance alcanzan los 38.193,88 millones de euros, con un crecimiento de los depósitos de clientes del 23,1%. Los depósitos a plazo son un 62,4% superiores a los obtenidos a 30 de septiembre de 2007.

Por su parte, la inversión crece un 6,8%. La financiación del circulante de las empresas ha crecido a un buen ritmo, tanto en cuota como en volúmenes de negocio, destacando en este apartado la operativa de ´factoring´ y ´confirming´, que, en conjunto, ha sido un 10,6% superior a la registrada tras el mismo periodo del año anterior.

El margen de intereses o de intermediación ha aumentado un 10,1% respecto al año anterior, mientras que el margen bruto de explotación (antes de dotaciones) ha alcanzado los 843,87 millones de euros, un 3,8% superior al año anterior. Ello ha sido posible gracias al estricto control de costes que se ha llevado a cabo y que ha permitido compensar el ya esperado peor comportamiento de los ingresos por comisiones y operaciones financieras como resultado de la situación financiera internacional.

En los primeros nueve meses del ejercicio, Banco Sabadell ha destinado 424,62 millones de euros a dotaciones por insolvencias, de los que 235 tienen carácter de anticipo de cobertura ante el empeoramiento previsible del entorno económico en los próximos meses y por criterios de prudencia.

La ratio de eficiencia se sitúa en el 43,02%, con una mejora de cuatro puntos porcentuales en lo que va de año.El incremento de la solvencia de la entidad tiene su reflejo en la ratio de capital Tier I, que pasa al 7,24% interanual.

Publicidad