Publicidad

¡Baja el paro!

La EPA correspondiente al segundo trimestre de 2013 cumple las expectativas. El paro ha bajado en la medida que se esperaba.

grafica-a-la-baja-251x300El número de parados ha bajado en 225.200 personas de marzo a junio alcanzando los 5.977.500 desempleados. La tasa de paro por su parte ha bajado un 0,9 puntos hasta el 26,26%. El número de activos desciende en 76.100 y deja el total de activos en 22.761.300 con una tasa de actividad del 59,54%. En el último año la tasa de actividad ha descendido más de medio punto.

La ocupación sube en 149.000 personas de marzo a junio de 2013, siendo el empleo privado el que ha sufrido la mayor subida ante el estancado empleo público. Gran parte del empleo generado es de trabajadores por cuenta propia, que suma 37.300 personas, siendo el restante 111.900 asalariados.

De todas formas, ha caído el número de contratos indefinidos a favor de los temporales, siendo esto muestra de la precarización del mercado laboral. La ocupación ha aumentado en 154.800 personas en los Servicios y en 37.500 en la Agricultura. Por el contrario, desciende en la Construcción en 26.500 y en la Industria en 16.800.

Por comunidades autónomas

El paro ha descendido en 14 comunidades autónomas. Las mayores bajadas respecto al trimestre anterior se han dado en Comunidad de Madrid, Illes Balears, Andalucía y Cataluña.  Las tres únicas regiones donde el desempleo ha aumentado son La Rioja, Cantabria y Galicia.

Según los datos de la EPA, las comunidades autónomas en las que más ha crecido la ocupación durante el segundo trimestre son Illes Balears y Andalucía con 68.100 y 61.700 ocupados más respectivamente.

¿Porque hay divergencia en los datos?

Según los datos del INEM el número de parados es de 4.763.680, y es que el INEM sólo mide el número de parados que se registran en sus oficinas. Al registrar solo a parados, se tiene en cuenta desde los que buscan su primer empleo a los que perciben subsidio. En la EPA hay personas que contestan que quieren trabajar, pero no están inscritas en el INEM, por lo tanto, el número de parados es superior; cercano a los 6 millones.

En la EPA se les somete a los encuestados a una gran variedad de preguntas, lo que hace que los datos sean distintos. Por tanto, no miden lo mismo. La EPA es un sonde de empleo que se hace por teléfono, el cual, además del paro, registra también la población activa y ocupada, los niveles de actividad, el tipo de contratación, si se es asalariado o autónomo, emigrante, de entre 16 y 74 años, etc.

Ambos métodos tienen fallos. La EPA porque se incluye a  muchos trabajadores en edad de trabajar que no buscan empleo. El INEM porque hay muchos parados que no se han registrado, y porque con frecuencia solo acuden los que quieren cobrar el subsidio.

Esta divergencia en las cifras hace que los número puedan usarse para confundir a la población, utilizando la cifra que convenga en cada momento. Por eso, la Unión Europea ha pedido a España que unifique los criterios de EPA e INEM. Por su parte, la Unión Europea considera más fiables los datos de la EPA y obliga a todos los países miembro a efectuar al menos una vez al año este sondeo de empleo con el objetivo de facilitar la comparación de los datos.

Publicidad