Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿AVE o avión?

Ambos son medios de transporte rápidos y cómodos que se encuentran dentro de los modelos de transporte a destinos nacionales preferidos por los usuarios. Sin embargo, obviamente representan dos tipos diferentes de transporte, ambos con sus pros y contras. Veamos qué ocurre cuando confrontamos ventajas e inconvenientes.

Desde luego en todo esto siempre hay una componente de preferencia personal a la que, individualmente, es difícil escapar: quien tiene miedo a volar lo va a tener igual incluso si las condiciones que le ofrece el avión son mejores o peores, y es probable que ambas cuestiones (el miedo y las condiciones) pueden pesar del mismo modo, igualmente para quienes el avión es el medio favorito desplazamiento la elección será independiente del resultado de esta confrontación. En cualquier caso como decíamos resulta interesante valorar lo mejor de cada uno de estos modelos de transporte, relacionados en este caso con los desplazamientos por el interior de nuestro país ya que la comparativa en desplazamientos internacionales sería muy distinta.

AVE

Ir en avión no es más peligroso que otros años

AVE vs Avion

La comodidad: Este sería un punto a favor del AVE. Generalmente va a presentar una disposición en los asientos más cómoda así como una sensación general de mayor libertad a la hora del desplazamiento entre vagones.

Conectividad y uso de dispositivos tecnológicos: Es cierto que la diferencia ha ido disminuyendo en este punto, en los aviones ya es posible el uso de dispositivos móviles aunque no en todos los momentos de escenarios, sin embargo obviamente en el tren esto es posible en todo momento por tanto, a pesar de que no siempre la conectividad del trabajo, también gana el AVE en este punto.

Seguridad: Este punto se presta a discusiones ya que si sólo tomamos el AVE como referencia el número de incidentes pueden distorsionar el cálculo, sin embargo, un AVE no deja de ser un tipo de tren y del mismo modo existen tipos de aviones que acumulan mucho menor nivel de incidentes que otros. En todas las comparativas el avión sigue figurando como el más seguro de entre los medios de transporte.

Equipaje:  Aquí también gana de nuevo el AVE, el transporte del equipaje en este caso gratuito mientras que las líneas aéreas van a pedir los cobro por facturación o maletas. No sólo esto, sino también la comodidad de acceder al equipaje de manera inmediata es un valor añadido que el tren proporciona sobre la espera a la salida del equipaje del avión.

Horarios: El AVE gana este punto por goleada. Se trata de un medio de transporte tremendamente puntual en las salidas y con muy pocos retrasos en las llegadas. Por el contrario no es infrecuente el retraso en los vuelos y la necesidad de espera antes de los embarques por encima de los horarios establecidos.

Rapidez: En este punto el avión no tiene competencia, las velocidades que puede desplegar no puede alcanzarlas ningún vehículo terrestre de pasajeros en la actualidad, por lo que sigue siendo el vehículo más rápido para poder transportar personas. Aunque debemos añadir el matiz de tiempo global empleado en el desplazamiento que se valoran en el siguiente punto.

Tiempo global en el desplazamiento: Aunque es un cálculo complejo tomando como referencia el tiempo total que se invierten el desplazamiento, incluyendo esperas, equipajes, retrasos etc…la distancia entre el desplazamiento en avión y el AVE se reduce de manera notable, e incluso dudaríamos sobre si no se convierte en mejor opción global, aunque el factor velocidad sigue siendo determinante si los desplazamientos se producen en horario.

Precio: A pesar del aumento de la oferta y la aparición de los descuentos en determinados tramos horarios para el AVE éste sigue siendo un tren caro. Comparativamente, y aunque volar obviamente no es barato, el nivel de ofertas de desplazamiento aéreo es superior en cuanto a cantidad y sobre todo en cuanto posibilidad de obtener billetes a bajo coste con lo cual al final la balanza se inclina también a favor del avión en este caso.

AviónEn resumen

Podríamos haber colocado otros factores pero los hemos considerado secundarios, cuestiones como la conexión de las estaciones o aeropuertos con las ciudades, el servicio recibido en uno u otro modelo de transporte, hasta incluso las posibilidades de distracción o las vistas que uno y otro ofrecen… pero los puntos anteriores ya nos permiten recapacitar al respecto.

Y la cuestión destacable es que, a pesar del crecimiento la demanda y uso del AVE ( considerable durante el pasado verano) los desplazamientos en avión siguen presentando a su favor tres puntos básicos; precios, rapidez y seguridad. Por su parte el AVE aún habiendo mejorado en mucho la competencia global entre el tren y el avión sigue ganando en los puntos en los que ya ganaba anteriormente; comodidad, tipo de desplazamiento, transporte de equipaje…es decir, si lo que buscamos es un viaje más rápido, técnicamente a mejor precio y que presenten mayores niveles de seguridad parece que el avión sigue siendo la mejor opción.

¿Te preocupa el ébola en los aviones? Cinco cosas que debes saber

Publicidad