Publicidad
Publicidad
Publicidad

Argentina escándalo Repsol YPF

En Argentina se vive un escándalo con Rpesol YPF y que cada semana va en aumento hasta llegar a su momento culmine, mientras que el Gobierno español defiende los intereses de Repsol YPF, y para ello está al frente el ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, como escudero de Repsol frente al gobierno argentino de Cristina Kirchner que basa su política en cualquier ámbito en el choque y la prepotencia, como han dicho por ahí le falta esto es decir un ápice para aplicar la política expropiadora del régimen ¿democrático? de Chavéz.

El Gobierno español permanece en pleno y continuo contacto con Repsol además de salir públicamente a defender los intereses de su filial YPF en Argentina y tratar de que no se siga tensando las relaciones con el gobierno argentino. Mientras que otras dos provincias de Argentina quitarían la licencia de explotación de YPF Repsol.


Así la filial argentina de Repsol, YPF, estaba cerrando los pliegos de alegaciones para presentar a las autoridades de Mendoza y Neuquén, para evitar que le suceda la quita que hicieron Chubut y Santa Cruz, que le terminaron sacando las concesiones.

Mendoza le representa en su producción el 0,3% del total que posee, y en cambio en Neuquén, sus activos si son significativos ya que existe el gran hallazgo de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta. Ambas provincias deberán comunicar si les retiran licencias a Repsol en diferentes áreas de producción esto se debe a la acusación por falta de inversión en defensa de los derechos argentinos pero debido a que los intereses de la petrolera son sumamente importantes para España es que se le presta tanta atención.

Según los gobiernos provinciales se debe castigar a todo aquel que no invierta, como se acusa a Repsol YPF, así se unen en causa común Mendoza y Neuquén con los Gobiernos de Chubut y Santa Cruz, que son dos de las mayores petroleras argentinas, y que terminaron de quitarles las licencias a YPF en cuatro pozos, los mismos producen el 7% del petróleo de Argentina, esto hace que se piense en alguna respuesta tajante de del Gobierno español por más diplomacia que exista.

Es normal que el Gobierno español se ponga de parte de una empresa de su país lo ilógico es la política que está desarrollando el Gobierno por que a no dudar que detrás de las provincias argentinas está el respaldo del gobierno argentino por más que sean los gobiernos provinciales los que estén quitando.

A medida que se les quiten las licencias a YPF como los gobiernos de las provincias de Chubut y Santa Cruz, por lo que ya no tiene sacarle licencias en cuatro áreas por lo que es una presión que lo único que puede resultar es en que YPF se retire de Argentina lo que sería una decisión correcta ya que debe cargar con la culpa que le endilgan los problemas de abastecimiento de combustible, además de una caída en la producción y a no realizar inversiones, y esto parece o no alcanzar aunque YPF duplicó sus inversiones en la Argentina en 2011.

Imagen: publicaronline.net

Publicidad