Publicidad
Publicidad
Publicidad

Apretarse el cinturón

Las noticias que se van publicando en relación a la situación económica futura dejan poco margen a la duda: vienen tiempos duros. Por otra parte la situación española probablemente sea algo peor que el resto aunque algunos políticos prefieren usar la táctica del avestruz debido a la proximidad de las elecciones. En los últimos días se han podido leer noticias tales como:

UBS ha anunciado provisiones extraordinarias de 10.000 millones de  euros en su cartera de activos vinculados a subprime y, ha ampliado capital en 11.500 millones. Noticia que puede calificarse de muy negativa para el sector. La práctica dotación total de la cartera de subprime podría llevar al mercado a poner en precio esta misma medida en el resto de valores expuestos, con fuertes pérdidas muy significativas y suspensión de dividendos, entre otras medidas. UBS sigue a Citigroup, que ya anunció la venta de un 4,9% de su capital a un fondo de Abu Dhabi.

– La mayor parte de los países desarrollados pretenden elevar la edad obligatoria de jubilación, para moderar los costes de Seguridad Social. ¿Será que aumenta la esperanza de vida o se deberá a otras causas?

– El dólar sigue muy débil y el petróleo no tiene pinta de caer. Las medidas de ajuste pueden tardar muchos años en hacer efecto.

– Las medidas gubernamentales para contener una crisis de solvencia en los Estados Unidos pueden considerarse como un síntoma de cómo están las cosas allí.

– El consumo de bienes de lujo o no esenciales en los Estados Unidos está teniendo ya caídas. General Motors y Ford bajarán la producción.

Con respecto a España las noticias tienen sus matices

– Las tarifas eléctricas subirán un 3,3% en enero, no se sabe si para igualar las subidas con el IPC, el Gobierno aplicará revisiones al alza en trimestres próximos.

– El sector industrial necesita, según una encuesta del Ministerio de Industria, 35.000 personas difíciles de encontrar, que representan el 1,5% del empleo total industrial. Uno de los problemas para cubrir estas vacantes es la falta de cualificación.

– El colegio de economistas ha enviado su último cuaderno hace unos días: El déficit exterior ¿es sostenible?. El problema de la competitividad, productividad y alto déficit sigue bien presente en España, eso sí, sin visos de solución a corto, medio ni largo plazo, y lo que es peor con escasa conciencia social y política de que es un problema enorme.

Toda la amalgama de datos apunta a una sola idea: las cosas van a ir a peor en la economía global, en Europa probablemente un poco peor que en los Estados Unidos y en España peor que en Europa. España tiene un problema serio de competitividad y de déficit exterior que parece no preocupar a nadie pero que va erosionando la economía inexorablemente.

Con una política educativa errática, una política industrial inexistente y pocas empresas que generen alto valor añadido, las cosas en España irán peor que fuera. Lo realmente descorazonador es que no parece que vaya a producirse un golpe de timón.

Publicidad
Comments are closed.