Publicidad

Amnistías fiscales

Un término que se puso en práctica y que genera todavía dudas y desconocimiento es el de las amnistías fiscales, que forma parte del conjunto de medidas que aprobó el Consejo de Ministros en el año, la Amnistía Fiscal que tiene por finalidad aflorar unos 25.000 millones de euros y una de las fórmulas para llenar la hucha del Estado más allá de lo que dicten los Presupuestos Generales del Estado.

Ya instalada en el sistema desde hace unos meses, la amnistía fiscal del Gobierno es todo un fracaso, como dicen los números no mienten y más si no hay predisposición según los Técnicos de Hacienda que denuncian que son los asesores los que le dicen a sus clientes que eviten acogerse a dicha amnistía fiscal por que aún falta lo que decida el Constitucional.

El problema que entre la poca voluntad y el desconocimiento se le va como agua entre los dedos al Gobierno la posibilidad de recaudar unos 2.450 millones de euros en un plazo de 4 meses. Hasta ahora logró captar solo 50,4 millones de euros a Julio vía amnistía fiscal y es solo el 2% del objetivo marcado para todo 2012.

De qué va la Amnistía Fiscal:

Vale recordar que esta amnistía fiscal está vigente desde el 30 de Marzo, con carácter de medida excepcional y extraordinaria, además de recaudar también el de aflorar capital oculto, parece que sigue escondido. Seguramente logre recaudar más por el IVA que por este gravamen del 8% en dividendos o participaciones dentro de beneficios que sean de fuera de España fuente y de similar fuente teniendo plazo de repatriación el 31 de Diciembre de este año.

A la vez existe un gravamen especial extra del 10% de atracción de rentas no declaradas y por contribuyentes del IRPF, o de Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Así es que, el contribuyente tiene la posibilidad de presentar su declaración confidencial y así podrá regularizar su morosa situación tributaria, también existe un plazo para presentarla ya que el ingreso de la misma será hasta el 30 de Noviembre del mismo año. Si bien quedan 3 meses y semanas por delante, debería producirse casi un milagro para que se dispare la recaudación por la amnistía fiscal.

No fue aprobada sin polémica, ya que el Partido Socialista decidió presentar un recurso de inconstitucionalidad admitido a trámite por el Tribunal Constitucional. La explicación es que este sistema juega a favor de los defraudadores ya que estos pueden regularizar su situación fiscal tan solo mediante un pago del 10% del valor de los bienes aflorados, lo que es una verdadera injusticia si se ve que los contribuyentes que van por la Ley deben pagar el 43%.

Desde el vamos que las Amnistías Fiscales tiene el despectivo calificativo del hoy presidente español Mariano Rajoy, pero cuando lo dijo era un candidato o el de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que definieron a las Amnistías fiscales como de “impresentable, injusta y antisocial” hoy la realidad de ambos es diferente.

Se esperaba que una de las mejoras la trajera la amnistía como el elevar la base de pagadores, pero otros que rechazan esta práctica es la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ya que lo consideran un gravamen especial para aquellos que pretenden traer capital a España y hasta sería inconstitucional ya que como recuerdan a partir de 1992, por ley está prohibido un completo perdón, esto hace que el patrimonio regularizado sea tributado bajo un tipo del 10%, y se estipula que los dividendos sean del 8%. Con esta aplicación se recaudarían 2.500 millones de euros.

Uno de los ejemplos es el aplicado por Italia, ha logrado regularizar hasta más de 85.000 millones de euros entre 2009 y 2010. Pero así y todo está en crisis los resultados no alcanzaron a tapar la crisis actual.

La amnistía fiscal puede ser bien vista por ser un tipo de condonanción fiscal, los ejemplos son históricos y variados puede encontrarse en la historia de Egipto en el año 200 antes de Cristo. Así como hace más de 25 años lo aplicaron Argentina, Australia, Bélgica, Colombia, Ecuador, Filipinas, Francia, Honduras, India, Irlanda, Italia, Panamá, o EEUU. Otros países muy diferentes entre sí y de Continentes fueron: Dinamarca, Finlandia, Grecia, México, Nueva Zelanda, Noruega, Perú, Portugal o Suecia que permitieron reducir la deuda o hasta la perdonaron.

EE.UU es un ejemplo de que en casi todo el país en algún momento se llegó a aplicar un tipo de amnistía fiscal, alcanzó los 48 estados de EEUU con 110 amnistías que suponían diversas cantidades.

Un de los últimos países que aplica este sistema es Liechtenstein, que tiene activa una amnistía fiscal e incluso la extendió, mientras que a fines de 2010.

Uno de los fracasos fue el de Alemania, que en 2005, logró, recaudar 1.200 millones de euros, muy por debajo de sus cálculos que eran de 300.000 millones de euros a 500.000 millones de euros.

Sin dudas que la principal finalidad de la Amnistía Fiscales es el de la liquidez además de aflorar las deudas y a los deudores ponerlos en regla aumentando la base, de ser exitoso podrán incrementar la recaudación en el medio plazo siempre que sea un éxito…..

El problema como señalan algunos es que muchos contribuyentes podrían relajarse más todavía y ante este método de perdón a medias o total nadie se vería moralmente obligado a seguir pagando puntualmente dado que así como hay contribuyentes despreocupados hay otros que en verdad no pueden cumplir y desean poder hacerlo. Algunos de los expertos en la materia indican que antes debe darse unas reformas en el sistema de recaudación.

Uno de las aplicaciones exitosas es la de la amnistía fiscal de Irlanda, por 1988, implicaba 10 meses de plazo, sin penalizaciones, el Banco Central de Irlanda señala que se lograron unos 750 millones de dólares en capital aflorado, ya que en principio habían estimado 50 millones.Más atrás es la Amnistía Fiscal de India que afloró 1.000 millones de dólares por el año 1981, y Francia, en 1986, captó 1.610 millones, lo que le significó un 0,22 de su PIB.

Según el estudio de 2008 “Tax Amnesties: Theory, Trends, and Some Alternatives” se puede ver que en el corto plazo las amnistías fiscales permiten aflorar deuda y obtener liquidez extra si se va al medio plazo, creen que hay que registrar una alta tasa de contribuyentes pagadores, pero de ninguna manera puede estimarse una captación de dinero por sobre la realidad a través de la amnistía fiscal y se pudo ver que no se ha logrado ir en beneficios más allá de los costes del programa.

También se relaciona esto con la cantidad de situaciones extraordinarias se den a más de ellas será inferior la cuantía que se podría aflorar. Por lo que las amnistías fiscales adicionales al cabo registran menores ingresos en el corto plazo, además de que crecen las pérdidas de ingresos asociadas por falta de incentivos de parte de los contribuyentes para pagar sus impuestos en el largo plazo.

Si España quiere aplicarlo debe reflejarse en casos de economías similares y de países cercanos como el de Italia que ya es norma el aplicar Amnistías fiscales o las llamadas scudi fiscali que no le ha reportado mayores beneficios o al menos no los esperados. Hace una década el Gobierno italiano por este sistema repatrió 60.000 millones de euros y hace 3 años fines de 2009, el Ministerio de Economía de ese país logró otros 95.000 millones de euros bajo una amnistía extraordinaria, hoy podría recurrir a otra aunque luego mediante ciertos cálculos a cifra se rebajó en 10.000 millones de euros.En una medida desesperada Grecia recurrió a esto en 2011 pero lógicamente fracasó.

Antecedentes en España:

España ya ha aplicado amnistías fiscales, en 1984 los ex ministros socialistas Miguel Boyer (1984) y Carlos Solchaga (1991). El principal resultado fue la salida del secretario del Estado de Hacienda, José Víctor Sevilla.

Fuente: Elmundo

Imagen: www.taxhelprelief.com

Publicidad