Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ahora, la crisis de las aseguradoras de bonos pone en jaque a la banca

 

La crisis de las monoline”, es decir de las aseguradoras de bonos, podría ponerle a los bancos un problema más, a su camino que cada día encuentra un obstáculo nuevo que sortear.

Si la tendencia continua de esta manera, a las entidades financieras podría costarles una suma que ronda los 143.000 millones de dólares para satisfacer las demandas de los reguladores si estas aseguradoras reciben más rebajas en su calificación, según estima Barclays Capital.

Según un informe de esta entidad, los bancos necesitarían un adicional de 22.000 millones de dólares si recortan un grado a estas empresas, hasta AA, y si lo hacen dos peldaños, hasta A, esta cifra se multiplicaría por seis.

Estas estimaciones se basan en los 820.000 millones de dólares en títulos respaldados por hipotecas subprime que poseen los bancos que cubren estas aseguradoras de bonos, según este informe.

De esta manera los bancos sufrirían un golpe de k.o. digno de una pelea de boxeo. Las perdidas de 133.000 millones de dólares vinculadas a la crisis de las hipotecas ya comenzaron a mostrar sus efectos, y esto no hace más que confirmar el panorama.

 

Ambac, el antecedente

Ambac fue la primera en ser recategorizada. El pasado 18 de enero, la agencia Fitch fue la encargada de disminuirla a AA, mientras que S&P y Moody´s anunciaron que estaban en proceso de revisión de las aseguradoras de bonos por su exposición a la crisis subprime.

Via: eleconomista.es


Publicidad