Publicidad

¿50.000 explotados mas?

La empresa con mucha mala fama pero con excesivos consumidores en todo el mundo, mejor conocida como McDonald’s, ha anunciado que buscará lograr un récord empresarial el próximo 19 de abril al contratar a 50.000 empleados.

De esta manera, la cadena de restaurantes de comidas rápidas estadounidense logrará reforzar en un 7% la plantilla de sus 14.000 restaurantes en el país de origen.

Entre demandas de todas partes del mundo, repudios de grupos anticapitalistas y millones de solicitudes de detención ante el abuso a sus empleados, el grupo dirigido por Jim Skinerr realizará la mayor contratación sin precedentes en la historia reciente en Estados Unidos.

Así, es que veremos como unas 50.000 personas ven que la crisis y el desempleo los invade y terminan trabajando en uno de los lugares menos alentadores en cuanto al crecimiento en la labor, en la sanidad, ni en el cuidado del medio ambiente. Recordemos que, aunque la tasa de paro haya bajado en el mes de marzo, se situó en un 8,8% al cierre del mes pasado.

A partir de ahora, la cadena McDonald’s y todas sus franquiciados expenderán más de 518 millones de dólares más en sueldos y salarios en el año próximo. Lo cual hace un aporte en promedio de más de 1,4 millones al día. Siempre teniendo en cuenta la contratación masiva.

La multinacional cuenta actualmente con 32.000 restaurantes en 117 países y emplea a 1,7 millones de personas. Alrededor del 75% de los locales son franquicias.

¿Por qué?

Es lo primero que deberíamos preguntarnos realmente, y la verdad que explicación lógica no la hay (claramente que se muestran los datos de incorporaciones, pero no los de bajas y despidos…). Lo que sí tenemos que saber es que, la modalidad de contratación parcial se mantendrá, es decir, no dejarán de explotar a los que están subocupados, pero tampoco le darán mucho respiro a los de jornada completa con sus múltiples tareas y rotaciones incesables. La parte rescatable es que, invertirá más de 41,5 millones de dólares (29,1 millones de euros) en la formación de los nuevos empleado. Al fin rescatamos algo bueno para los empleados de la cadena.

El gesto bueno, es que aportará 58 millones en impuestos al estado y estos nuevos empleos tendrán un impacto positivo de hasta 1.400 millones de dólares sobre la economía estadounidense en forma de consumo.

Pues bien, de mi parte, les deseo suerte a los 50.000 nuevos explotados de la cadena. Este no es un pedido para que cierren sus puertas ni nada parecido, sino que adoptar una política de mejor trato y recompensa a sus empleados puede darles mejores ingresos a largo plazo gracias a la mejora en la calidad de atención a los clientes.

De esta manera, podrían cumplir con el lema de que ‘McJob’ es un empleo con “con crecimiento profesional e infinitas posibilidades”, donde “los empleados de los restaurantes son las bases del negocio”.

Imagen: Flickr

Publicidad