Publicidad

3 métodos para pagar las vacaciones con más facilidad

Muchos españoles ya han comenzado sus vacaciones. El día de san Juan marca el pistoletazo de salida para muchas familias. Pagarlas, por otro lado, puede suponer para algunas un quebradero de cabeza, por lo que se suele recurrir al pago a plazos o a créditos como los que se pueden encontrar en esta web y similares. Y es que aunque cada vez sean  más las personas que eligen julio para sus vacaciones porque, por lo general, en agosto siempre suelen ser más altos los precios, tampoco este mes se queda corto.

Según  los datos de un estudio realizado por una consultora y publicados a principios del mes de julio, cerca del 40 % de los españoles gastarán de media 2.034 euros en sus vacaciones, algo menos que el pasado año. Por su parte, el Ministerio de Turismo sacaba recientemente su balance del año 2018, que supone un incremento del 6,5 % del gasto en 2017 a nivel global, donde el 90,2 % de los viajes se realizaron dentro de España.

En este sentido, Andalucía fue la comunidad autónoma más visitada, seguida de Cataluña y Comunidad Valencia. Igualmente, el Ministerio también identifica cuáles fueron los gastos medios diarios más elevados por comunidades y revela que, en esta ocasión, no se corresponden con los destinos más visitados, sino que lideran el ránking las Islas Baleares, la Comunidad de Madrid y las Islas Canarias.

Y es que al alojamiento hay que añadirle también la comida o la cena, siempre y cuando no estén incluidos, así como todas las actividades que se quieran realizar en el lugar de visita: entrada a museos, a atracciones culturales, etc.

Por fortuna, existen diversas formas sencillas para hacer frente al pago de las vacaciones que permiten disfrutarlas sin grandes preocupaciones. A continuación, recogeremos las tres más comunes:

  1. Tarjeta de crédito: esta fórmula te permite indicar cuándo deseas pagarlo y suele contar con ventajas asociadas como seguro de viaje o cancelación. Estas ventajas asociadas dependen de cada banco o tarjeta, por lo que la persona se debe informar en su caso particular de las condiciones y ventajas.
  2. Crédito con rápida devolución: Son préstamos personales que se pueden tramitar en internet, cómodamente, eligiendo el plazo de devolución así como la cantidad deseada. Normalmente no son cifras muy elevadas, pero ayudan a completar el presupuesto. Es una fórmula muy práctica ya que en el momento en el que se rellena el formulario de solicitud y se indica el número de cuenta donde se quiere tener ingresado el dinero, la transacción se realiza casi en tiempo real. Y, al hacerse en internet, se puede hacer incluso desde el lugar de destino si se quiere contar con ese dinero para gastos a efectuar allí.
  3. Pago a plazos. Esta fórmula es una de las más tradicionales, ya que muchas agencias de viajes dan la posibilidad de poderlo hacer así, partiendo el pago en pequeñas cuotas mensuales que resulta mucho más sencillo y gestionable dentro de la economía familiar. Es un método al que se recurrir cuando se va fuera de España porque es cuando más se programa el viaje con agencia.
Publicidad