Publicidad
Publicidad
Publicidad

10 razones por las que un dólar fuerte no es malo

La apreciación del dólar frente al euro, es decir su fortaleza, que es cada vez mayor ante divisas como el dólar, tiene a los accionistas descontentos, pero lo que no saben es que hay momentos en los que esta fortaleza no es mala, todo lo contrario.

No vamos a negar, que el valor del dólar ha subido más de un 21% durante los últimos meses, según los datos de la FED, por lo que muchos esperan una subida de los tipos de interés, próximos ahora al 0%. Esta subida se espera para este año, aunque no está muy claro si será en septiembre o en diciembre.

simbolo-dolar

También es cierto que los beneficios de muchas empresas en el extranjero son altos, y cuando se pasan a dólares se reducen considerablemente. Aún así, sigue habiendo varias razones buenas:

1. Las importaciones son más baratas.

Un dólar ahora compra al menos un 21% más material importado que antes. Eso significa que los minoristas pueden comprar más por el mismo dinero y, o bien los precios son más bajos a sus clientes o bien aumentan los márgenes de beneficio. Posiblemente se pueden hacer las dos cosas. Hay que tener vigiladas las acciones de las empresas minoristas y los fondos cotizados que incluyan a las mismas.

2. Es bueno para la industria de la vivienda.

Las materias primas para la construcción de viviendas, como el cobre y la madera de construcción, se negocian en dólares. Se necesita alrededor de 400 libras de cobre (para los circuitos eléctricos) y miles de metros de madera para hacer una casa de una sola familia. Un dólar más fuerte hace que estos materiales, que son esenciales, sean más barato. Los precios de madera y de cobre han caído recientemente y  ayudan a los constructores de viviendas a mantener los bajos los costes.

3. El petróleo más barato.

Al igual que con el cobre y la madera, el petróleo crudo se cotiza en dólares. Cuando el dólar es fuerte, se obtiene más por el mismo dinero. Finalmente, como hemos visto, los precios son más bajos para muchas personas, y pueden destinar ese dinero a otros fines.

4. Se mantiene controlada la inflación.

Por su propia definición, la inflación es el poder adquisitivo de las personas. Así que cuando el dólar es fuerte, hay menos inflación.

5. Se mantiene el dólar con importancia dentro de las divisas.

¿Qué banco central quiere mantener una moneda que está disminuyendo rápidamente en valor? El hecho de que el dólar sea fuerte es importante, ya que desde la Segunda Guerra Mundial, el dólar ha sido la piedra angular del sistema financiero mundial. Esto permite que el gobierno de Estados Unidos pueda pedir prestado a tasas de interés más bajas, porque el dólar y los bonos del Tesoro en dólares son una gran parte de las tenencias de los países extranjeros.

6. Se debe mantener el coste de los préstamos más bajo.

Es evidente que la Reserva Federal ha indicado que elevará el coste de los préstamos de dinero tarde o temprano. Pero aún así, con la inflación baja y el dólar fuerte, la presión para seguir subiendo las tasas será menor.

7. Hace las vacaciones en el extranjero más baratas.

8. Es muy bueno para los fabricantes nacionales.

Las compañías que venden principalmente a los clientes de Estados Unidos no se verán perjudicados porque los ingresos extranjeros sean menores, pero podrían ser ayudados por los menores costes de los materiales adquiridos en dólares.

9. Hace que invertir en el extranjero sea mejor.

Si tienes un billón de dólares en el banco puedes invertir en una compañía más grande en el extranjero.

10. Se podría impulsar la economía mundial.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la economía de Estados Unidos ha sido la locomotora que ha tirado del resto del mundo. Ahora que los EE.UU. están creciendo, aunque lentamente, a lo mejor puede ayudar a tirar de Europa y de otras economías estancadas como Japón. Eso sucederá si los estadounidenses importan muchas cosas desde el extranjero e invierten en sus productos de inversión.

Fuente: daliyfinance

Quizás te interesa:

 

Publicidad